Carpa o Casa de Campaña!

Otro elemento que tendrás que tener en cuenta a la hora de viajar, si vas a optar por espacios al aire libre, es la carpa o tienda de campaña. Para elegir una buena carpa/casa de campaña, es importante tener varios factores en cuenta, Puesto que se convertirá en nuestra casa 🙂

Algunas cosas obvias a tener en mente (pero que nunca está demás recalcar) es definir cuántas personas usarán la carpa, puesto que para elegir la capacidad de la misma debes contemplar el espacio de las mochilas (que cuentan como una persona más) Además hay que tener en cuenta la relación tamaño/cantidad, si son más personas el peso se puede llevar distribuidos entre más personas.

Las carpas con pisos en forma cuadrada son más eficaces para colocar las bolsas de dormir y el equipo. Debido a otros factores, no siempre es posible tener un piso cuadrado. Si compras una carpa con piso cuadrado o de forma casi redonda como con las carpas geodésicas, deberás dejar un espacio adicional para compensar la colocación menos eficiente del equipo. Las carpas en forma de domo a menudo tienen pisos hexagonales y las esquinas triangulares se usan usualmente para colocar el equipo.

Una vez que definas esto, tenés que analizar las condiciones climáticas a las que te puedes afrontar. Las carpas se rotulan según las estaciones (verano, otoño, invierno y primavera). De modo que, podemos encontrar carpas de una estación (generalmente de verano, preparadas para enfrentar el calor y escasas precipitaciones) O podemos seleccionar una carpa para cuatro estaciones (protege de lluvias fuertes, vientos, y bajas temperaturas)

A la hora de elegir una carpa de alta montaña...

A la hora de elegir una carpa de alta montaña…

o de noche en un camping o espacio libre

o de noche en un camping o espacio libre

Importante tener en cuenta a la hora de elegir una carpa:

 

  • Tela: La mayoría de las carpas se fabrican de naylon. Dicho material es utilizado casi siempre para las paredes de las carpas. Las carpas más pesadas usan telas más gruesas y resistentes a las roturas.
  • Costuras: Al armarlas las telas quedan bastante tensas, por lo que las uniones de ellas juegan un papel clave. Costuras reforzadas te darán mayor seguridad y duración para tu carpa.
  • Cierre: Éstos deben abrirse y cerrarse sin problemas y no atorarse en la tela de la carpa, ni engancharse en las solapas de naylon o telas deshilachadas. Los cierres de plástico o bronce no se corroerán. Los cierres de acero o aluminio pueden oxidarse con la humedad pero son más resistentes. Al armar la carpa, ten en cuenta dejar la carpa con los cierres cerrados, para que las aberturas no queden ajustadas y difíciles de cerrar después 😉
  • Ventilación: Corrobora que tenga ventanas libres que faciliten una buena circulación del aire. Es importante considerar para esto puertas y ventanas. En caso de condiciones cálidas o húmedas, eligir una carpa con ventanas bien protegidas. Asegúrate de que tu carpa tenga una forma de cerrar sus ventanas con solapas de velcro.
  • Armado: Si no tenés habilidad para lo manual, procura encontrar una carpa que no implique grandes destrezas para armarla. Si debes armar el campamento bajo la lluvia o con mucho frío, realmente querrás una carpa de rápido armado. En lo personal considero mucho más prácticas las iglús.
  • Piso aislante y resistente: La parte de debajo de la carpa es fundamental. Es este lugar uno de los que más sufre con el terreno y las piedras por lo que es recomendable optar por uno que presente buena resistencia además de tener características aislantes para el frío.
  • Peso de la carpa: Por lo general, hay que transportarla caminando, en la espalda y por largos trayectos. Fíjate en el peso y en cuánto eres capaz de transportar, lo que recomiendo es separar el peso (para que no lo padezca una sola persona)
Un buen cubre-todo hace la diferencia

Un buen cubre-todo hace la diferencia

CONSEJO ÚTILES:

  1. Prueba de armar tu carpa antes de salir de viaje. Es mucho mejor hacerlo en buenas condiciones primero que hacerlo en un lugar oscuro, desnivelado, frío y húmedo por primera vez.
  2. Una pequeña linterna con un gancho de sujeción que pueda colgarse en el techo resulta muy útil.
  3. Barré el área para sacar piedras, maderas y cualquier resto de vidrio Si el lugar no está bien nivelado, recuerda dormir con la cabeza del lado opuesto a la puerta.
  4. Guardá tu carpa cuando esté completamente seca. Si no tienes otra opción y debes guardarla húmeda, recuerda luego volver a sacarla para que seque bien en un espacio aireado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s