Montañita, gringxs en éxtasis

“Un tanguito pop, que yo compuse cuando era hippie, ingenuo, lindo, flaco y es para ustedes. No se si les va a gustar pero es de un verano en Mar del Plata o Pinamar o Punta del Este o en la playa de los soretes ahumados” Charly Garcia.

Lo mejor de Montañita fueron los atardeceres

Lo mejor de Montañita fueron los atardeceres

“Es el paraíso mochilero”- Fue lo primero que escuche decir, “no van a querer irse más”. Llegamos a Montañita por la numerosa recomendación mochilera que recibimos. Las expectativas eran muy altas, y por eso no me gusta hacerme nunca idea de nada, pero habían sido tantas las historias sobre esta Atlantis mochilera que no pudimos hacer menos que ilusionarnos.

Por fin nuestros pies pisaban el bautizado edén. Calles de tierras, casas con techos de pajas, gente en ropa holgada y con largas rastas. Montañita es una comuna que está ubicada en las costas ecuatorianas de la provincia de Santa Elena a 200 Km de la ciudad de Guayaquil, el lugar vive mayoritariamente del turismo, también es muy propicio para aprender a surfear.

El precio más mochilero: 20 dólares por una hora de alquiler (un poquito caro, no?)

El precio más mochilero: 20 dólares por una hora de alquiler (un poquito caro, no?)

Caminos de Montañita

Caminos de Montañita

Nosotrxs tuvimos la desdicha de llegar justo una semana antes del inicio del carnaval, excusa que servía para elevar más el precio de los hospedajes. Acabamos por quedarnos en un camping que nos costó 2 dólares y medio (casi lo mismo que pagamos en Guayaquil) y lo elegimos porque era el más barato que contara con agua. El lugar estaba superpoblado, por lo que cocinar se convertía en una lucha casi campal. El día que llegamos estaba lloviznando pero eso no nos detuvo para salir a conocer, nos asombró la cantidad de carteles en inglés que había por doquier, y lo caro que estaba un tomate (por más precio que buscarás).

La playa era linda pero no deslumbraba, y si bien era bello ver el cerro repleto de vegetación al pie del océano, la música, la mugre que dejaba la gente y lo poblada que estaba la costa perturban la búsqueda del concepto de paraíso. Veníamos de vivir Máncora alejados del ruido, disfrutando del sol y la arena, para llegar a lo que nos habían dicho era “el paraíso mochilero”, o evidentemente yo no tenía el mismo concepto o la promesa no se ajustaba a la realidad.

Al día siguiente como el camping estaba lleno de argentinxs nos dimos el gusto de tomar unos ricos mates. No faltaba el que se acercaba a intentar vendernos marihuana (a precio excesivamente alto!) y se fuera enojado al ver que no éramos el público que estaba buscando. Después del desayuno partimos rumbo a la playa y mientras caminábamos encontramos un lugar que alquilaban tablas de surf, pero desistimos de la idea cuando nos dijeron que costaban 20 dólares la hora! Si la idea era llegar hasta México, no íbamos a darnos el lujo de derrochar 20 dólares en una hora!

Nos quedamos todo el día en la playa, haciendo malabares y disfrutando del mar tibio, disfrutamos de un bello atardecer y  nos fuimos cuando ya no aguantábamos el frío. Por la noche, salimos nuevamente a caminar y nos tuvimos que alejar mucho para poder escapar del alto volumen de los bares frente a la playa (más molestos que los de Máncora)

Playa de Montañita

Playa de Montañita

plan b viajero gabriela de marcos camilo peña montañita playa

El agua estaba siempre tibia

El agua estaba siempre tibia

Estuvimos un par de días más, pero todos fueron lluviosos. Habíamos pagado el camping por adelantado pero decidimos irnos ante de lo previsto porque estábamos aburridos del clima y del ruidoso ambiente nocturno. Por suerte el administrador nos devolvió el dinero.

En lo que sería el último día en el pueblo, le contamos nuestra sensación de Montañita a Atahualpa, un amigo ecuatoriano que conocimos en Buenos Aires (un viajero que ha recorrido varios países latinoamericanos y que comparte nuestra visión de interiorizarse con la cultura local de cada país) y a lo que él agregó: “Montañita es el lugar al que vas para encontrar puros gringxs en éxtasis, sirve si eres artesano y tienes algo para venderles”. Nosotrxs no éramos artesanos y en el pueblo no había semáforos para hacer malabares. Tampoco nuestro viaje era en plan de ir de fiesta/farra/joda y el lugar ofrecía mucho de eso.

Conoces gente es verdad, pero me quedo con la calidad humana que encontré en La Paz o en Potosí (Bolivia) Y no pretendo estigmatizar al lugar, tal vez era la energía del momento. Si lo que buscan es hacer unos dólares, tal vez sea su lugar… A nuestros ojos ofrecía mucho auge turístico y poca identidad local, definitivamente no era lo que estábamos buscando. Tal vez nos faltó buscar más, también entiendo que no llegamos en la mejor época para disfrutar del ambiente real de pueblo de playa, sino en la época más turística.

Camping o dormidero?

Camping o dormidero?

Con Montañita aprendí que no todxs vamos en busca de lo mismo cuando andamos de viaje, no todos los lugares van a satisfacer sus deseos. Ahora cuando alguien me recomienda un lugar pregunto por qué, qué ofrece ese lugar, qué le gusta de allí. No somos de las personas que van a un lugar porque “todo el mundo va a estar allí”. Cada persona está en busca de algo, no todxs buscamos lo mismo, y precisamente en esa diversidad radica la riqueza de la identidad…

De único que estoy segura de Montañita es que tenía unos hermosos y memorables atardeceres…

Había más gente en la playa cuando caía la tarde que durante el día

Había más gente en la playa cuando caía la tarde que durante el día

No sé si se debía a los atardeceres como este...

No sé si se debía a los atardeceres como este…

o este...

… o este

Anuncios

4 pensamientos en “Montañita, gringxs en éxtasis

  1. A nosotros tampoco nos gusta estar donde “todo el mundo va a estar” y mucho menos donde hay “gringos en extasis” asi que nos quedan pocos lugares disponibles… Jeje, abrazo grande.

    • Jjaja, lamentablemente cada vez mas los lugares se llenan mas de gringos en éxtasis, por suerte quedan 2 o 3 lugares que todavía no, el próximo post habla de Puerto Lopez y Playa los Frayles eso es pura tranquilidad

  2. Pingback: Puerto López y la playa más linda de Ecuador! | planbviajero

  3. Pingback: Puerto López y la playa más linda de Ecuador! | planbviajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s