Mulegé

Nuestro paso por Mulegé o el día que un gringo nos ayudó…

Mulegé es una población del municipio del mismo nombre, localizada en el estado mexicano de Baja California Sur; en la desembocadura del Río Mulegé. El pueblo es pequeño y tranquilo, y me recuerda mucho a otros pueblitos del norte argentino como Humahuaca.

La desembocadura del río forma un oasis y un estero en donde se pueden encontrar palmas datileras

La desembocadura del río forma un oasis y un estero en donde se pueden encontrar palmas datileras

Cuenta la historia que durante la Guerra de Intervención entre el Ejército Mexicano y el Ejército estadounidense, los civiles de Mulegé disfrazaron a palos con sus prendas para fingir mayor número entre sus líneas de ataque

Cuenta la historia que durante la Guerra de Intervención entre el Ejército Mexicano y el Ejército estadounidense, los civiles de Mulegé disfrazaron a palos con sus prendas para fingir mayor número entre sus líneas de ataque

El lugar es propicio para para practicar ciclismo de montaña, buceo y kayak. También se pueden observar la Misión de Santa Rosalía de Mulegé, y diversos sitios interesantes con pinturas rupestres. Al recorrerlo y observar un poco los lugares de comidas, fácilmente comprendes que se apunta a un turismo hegemónico (bastante alejado de nuestra objetivo en búsqueda de la alternatividad)

Los colores de Mulegé me recuerdan al Norte argentino :)

Los colores de Mulegé me recuerdan al Norte argentino 🙂

Como cuando íbamos en dirección a Guerrero Negro pasamos muy rápido por Mulegé, a la vuelta decidimos darle una segunda oportunidad. Los precios en los hoteles nos parecían exorbitantes, sabíamos que la única opción viable era acampar así que nos dispusimos a encontrar uno.

Por las calles de Mulegé

Por las calles de Mulegé

Plan B Viajero Mulege Baja California Sur calles

 

 

En la búsqueda de dicho lugar nos dimos cuenta que la mayoría de lxs habitantes de Mulegé desconocían el término camping. Cuando ya nos encaminábamos a volver a la ruta (en dirección a Bahía Concepción sabíamos que podíamos acampar con total tranquilidad en la zona de las playas) nos encontramos al costado de la ruta un hotel: Casa Real. El cartel nos hacía pensar que el lugar iba a ser costoso, pero como figuraba la palabra camping, no perdíamos nada con preguntar. Ciertamente el lugar era costoso, pero a nosotrxs por ser mochilerxs nos cobraron 100 pesos mexicanos por los tres (casi 8 dólares) y nos dejaron poner la carpa y hacer uso de la alberca (pileta) del hotel. No había mucha gente hospedándose, porque todavía era temporada baja, y lxs poco que habían eran estadounidenses.

Haciendo auto-stop para llegar al pueblo

Haciendo auto-stop para llegar al pueblo

Por la mañana, mientras nos disponíamos a desayunar en la puerta de nuestra casa de campaña, se nos acerca un gringo y se opone a hablar con nosotrxs, cuando le contamos de nuestro viaje y de nuestra manera de viajar, se solidariza con nosotrxs y nos regala 500 pesos mexicanos (algo así como 40 dólares) Nos dice que por favor aceptemos su regalo, que lo hace porque puede y porque quiere. Nos cuenta, además, que cuando era joven y viajaba le hubiese gustado que alguien hubiese tenido un gesto así para con él. Más tarde, cuando el solcito pegaba bien fuerte, aprovechamos las instalaciones del lugar y disfrutamos de la pileta. Y nuevamente volvió a aparecer el mismo señor, para avisarnos que ya nos había pagado una noche en una habitación del hotel, y nos pide que descansemos bien porque un viaje como el nuestro no es fácil. No hubo manera de hacerlo cambiar de opinión, le insistimos, le dijimos que no hacía falta, que así estábamos bien, que ya el gesto de los 500 pesos mexicanos había suficiente, y que se agradecía. Él sólo dijo más o menos así: La habitación yo ya la pagué, si no quieren usarla ya eso es cosa de ustedes (todo en inglés claro) Nos pidió que continuemos con la cadena, y que no necesariamente tenía que ser con dinero, esa era la manera que él había elegido.

Mulegé Baja California Sur

Mulegé Baja California Sur

Gestos solidarios para contar tenemos miles, y se nos dan todo el tiempo, no le vamos pidiendo cosas como estas a la gente, la gente nos las ofrece. Y creemos en generar cadenas, así como alguien nos ayuda a nosotrxs, nosotrxs se lo retribuimos a otros. Por eso muchas veces, brindamos asesoría de diseño web en forma gratuita, ayudamos a pintar, reparar y hasta construir en la casa de la persona que nos hospeda. No se trata solo de recibir, sino de dar y HACER QUE TODO FLUYA 🙂

Respirando azul clarito

Respirando azul clarito

El oasis de Mulegé

El oasis de Mulegé

Pasamos dos o tres días, acampando obvio, y seguimos con rumbo hacia La Paz haciendo auto-stop y parando nuevamente en los pueblitos y playas de las que ya les hemos contado en otros post.

Recordaremos siempre a la Baja, no sólo por los bellos paisajes, sino y por sobre todo por la Calidez de SU GENTE!

Recordaremos siempre a la Baja, no sólo por los bellos paisajes, sino y por sobre todo por la Calidez de SU GENTE!

No puedo explicar lo enamorados que quedamos del estado de Baja California Sur, no sólo por los paisajes hermosos que tiene, o por la historia que se mantiene viva, si no por sobre todas las cosas nos enamoramos de la Baja gracias a la generosidad y buena onda de su gente, que nos ayudaron, nos abrieron las puertas de sus casas, nos invitaron a compartir y aprender de su cultura. Gracias Ramsés, Ana, Malena, Adriana, Sofía, Kiko, y otras tantxs más por ser así: Humildes y generosxs. Ustedes hicieron de la Baja uno de nuestros lugares favoritos de México.

Algunas recomendaciones:

Donde dormir: Pueden acampar donde nosotrxs lo hicimos. Hotel Casa Real. A las afueras de la ciudad, en dirección al sur de la Península.

Que Visitar:

  • Sierra de Guadalupe donde se han encontrado numerosas muestras de pintura rupestre en cuevas y recovecos. Murales de más de 7 mil años de antigüedad. Entre los sitios más atractivos para conocer el arte rupestre de Mulegé están las zonas de San Borjita, La Trinidad y San Juan de las Pilas. La mayoría de estos lugares se encuentran a 30 minutos de Mulegé.
  • Bahía Concepción: Playas de agua cristalina y arena blanca, hábitat de aves marinas como el águila pescadora.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Mulegé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s