HUACACHINA

535654_262203827247831_1760136754_n

Oasis de Huacachina

Llegamos a Ica a las cuatro de la mañana (en el peor horario para llegar a una ciudad) fuimos a buscar hospedaje cerca de la terminal de autobuses y el valor de las habitaciones excedían nuestros fondos. Nos recomendaron ir al centro de la ciudad para encontrar un mejor precio, de manera que tomamos un moto taxi.

Preguntamos en varios hoteles hasta que notamos de la peor manera que nos es muy recomendable pasear a altas horas de la madrugada en una ciudad que no conocés, dejamos de ser tan quisquillosxs y fuimos a un hotel relativamente económico, con el fin de ir a Huacachina al día siguiente.

21762_262203817247832_1442603901_n

A lo lejos la ciudad de Ica

Huacachina se encuentra a 5Km de Ica y para acceder al mismo, podes tomar un taxi o preparar las piernas para una larga caminata por el desierto…

El desierto que rodea Huacachina

El desierto que rodea Huacachina

La laguna de Huacachina, es un oasis natural en medio de las arenas del desierto costero del Perú. Es lugar surgió del afloramiento de corrientes subterráneas y alrededor de ella se formó una abundante vegetación compuesta de palmeras, eucaliptos(especies que fue posteriormente introducida) y la especie de algarrobo conocida como huarango, la que sirve para el descanso de las aves migratorias que pasan por esta región. Su atractivo como paraíso natural, el clima cálido que tiene todo el año y el poder curativo atribuido a sus aguas (antaño, ricas en sustancias sulfurosas y salinas) convirtieron a Huacachina, allá por 1940, en uno de los más importantes y exclusivos balnearios peruanos de entonces.

485505_262205053914375_375146223_n

En Huacachina

Huacachina está totalmente preparado para el turismo hegemónico, se encuentran pocos hospedajes económicos (lamentablemente para viajerxs como nosotrxs) Nuestra recomendación es ir a uno de los dos campings del pueblo.

El pequeño pueblo en torno al oasis

El pequeño pueblo en torno al oasis

542809_262211810580366_512388485_n

El pueblito de Huacachina es pequeño pero muy colorido

Pese a la hegemonía del turismo (al que claramente se apunta) y a que escasean los hospedajes económicos, Huacachina es un lugar al que vale totalmente la pena ir.

La tarde en el oasis de Huacachina

La tarde en el oasis de Huacachina

Pero mantenerse es caro tanto sea pensando en el hospedaje como en la comida. Una forma de generar dinero es hacer música por las noches en los bares que rodean el oasis y de esa manera solventar un poco los gastos. Más allá de eso el lugar es pequeño y después de descansar unos días, no se presta para quedarse mucho tiempo.

Haciendo un poco de malabares

Haciendo un poco de malabares

Atardecer en Huacachina

Atardecer en Huacachina

Un pensamiento en “HUACACHINA

  1. Pingback: Lima | planbviajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s